Lourdes Varela, coordinadora de Iberoamérica: En 40 Días por la Vida se da una verdadera hermandad

22-MARZO-23

Lourdes Varela, coordinadora de 40 Días por la Vida en Iberoamérica, ha visitado recientemente nuestro país. Una visita intensa en la que ha pasado, junto con su bebé de cuatro meses y Nayeli Rodríguez, por varias ciudades españolas. A su paso por Madrid, pudimos charlar con ella un rato.


P. Lourdes, ¿cómo llegaste a 40 Días por la Vida?

– Yo creo que todos estamos aquí por un llamado particular que Cristo nos hace cuando nos sale al encuentro. Todos tenemos una misión. En mi caso tuve una sólida educación católica pero en la universidad dejé de practicar toda devoción e incluso dejé de ir a misa.

Mis padres continuaban rezando a diario con nosotros el rosario y yo creo que esta fue la clave para que yo volviera a la Iglesia. En un momento dado Cristo me sale al encuentro y me dice: no has hecho nada por nadie.

Yo llevaba unos años trabajando en la industria farmacéutica. Me puse a buscar qué hacer, cómo ayudar. Entonces tuve que volver a practicar, volver a misa, volver a rezar el rosario, buscar a Dios y preguntarle.

Después de un año asistí a una conferencia donde una chica que hacía rescates hablaba de lo importante que era y decía que hacían falta manos. Entonces supe que era mi misión, sin embargo, lo que ellos hacían no lo podía hacer yo.

Busqué qué hacer en internet y encontré el testimonio de Abby Johnson donde dice que se convirtió gracias a la gente que rezaba delante de su clínica, y eran los voluntarios de 40 Días por la Vida. Me metí a internet a buscar qué era. Les escribí, me contestaron y así comenzó la primera campaña de 40 Días por la Vida en todo Latinoamérica en el 2014. 


P. ¿Qué dificultades encontraste en esta primera campaña?

– Al principio, como fue tras una conversión, yo no tenía realmente conocidos o amigos que quisieran participar de algo así. Entonces busqué a la conferencista, aquella rescatadora y ella me puso en contacto con más personas y con una comunidad de sacerdotes y seminaristas que nos ayudaron muchísimo en México, todavía nos siguen apoyando: los Cruzados de Cristo Rey.

También me puse en contacto con una joven que era buena en comunicaciones y nos fue ayudando sobre todo porque la información estaba en inglés, había que traducir y hacer unos logos más empáticos con la sociedad latina. Así fueron llegando cada vez más personas hasta que formamos un equipo de unas seis, más toda la comunidad religiosa de los cruzados.

La primera campaña de 40 Días por la Vida fue en la Ciudad de México, en la colonia Roma, que es lugar de bares y era difícil poder trabajar con los vecinos o la comunidad siendo que la mayoría eran proaborto.

Con las personas que se formó el equipo, la campaña se hizo de 24h. Todos los turnos estaban llenos, llegaron como 3.000 personas a esa primera campaña, fue algo impactante. No siempre fue así, ya para la tercera campaña logramos sobrevivir con 15 personas. Pero la verdad es que Dios da todo, tú solo tienes que darle tu sí. En aquel momento yo me había mudado recientemente a la ciudad y podría haberme sentido sola y sin embargo Dios me dio todo lo necesario.


P. ¿Qué ha supuesto para ti 40 Días por la Vida?

– Me ha cambiado la vida porque he encontrado mi misión de vida en este movimiento y mi pasión. Uno puede sentirse empoderado y sí, yo logré muy buen trabajo, muy buena vida socialmente aceptada, sin embargo, vivía bajo mucha presión, estresada, no me sentía feliz, entonces no sabía si realmente eso era lo que quería o lo que se busca de una mujer empoderada y exitosa.

Pero cuando yo encuentro 40 Días por la Vida es como si mi hubiera encontrado a mí misma. Todo cambió, desde lo más profundo de mi alma. Lo hago con pasión, con gusto, sin importar que a veces esté cansada, incluso cuando pienso que no puedo más. Yo me acuerdo que cuando estaba en el trabajo antes, en la industria farmacéutica, cuando estaba cansada no hacía nada más. Sin embargo, aquí estoy, cansadísima y le pido fuerzas a Dios y Él me las da. Todo te cambia porque el éxito no es humano, es sobrenatural.


P. ¿Alguna anécdota concreta que te haya marcado especialmente?

– Pues es que la primera campaña fue donde encontré a Cristo y mira, nadie estamos aquí para vivir de paso o estar a gusto. Estamos para trascender. Lo que hagas aquí en tu tiempo de vida va a transcender, incluso después de la muerte y yo sentía en la primera campaña que por fin hacía algo por este mundo.

En la industria farmacéutica lo que sentía es que me debía al éxito profesional y que la sociedad podía sentirse a gusto conmigo. Cuando te dicen que deberías de llegar a tal grado, salario o posición y llegas, sólo presumes con tus amigos y sientes que casi ya pueden aplaudirte porque ya ganaste, pero estás vacío y ni eres feliz ni eres tan bueno. En cambio, en la primera campaña yo dije: esta es mi misión de vida, esto sí vale la pena y aquí me siento plenamente realizada.


Lourdes Varela reza de rodillas en una vigilia junto a una voluntaria - marzo 2023


P. ¿Qué tal tu viaje por España?

– Siento que en los viajes por las campañas de Iberoamérica me encuentro con una gran familia. A mí me tocan todas las campañas de habla hispana, también Portugal y Brasil.

A veces pasa que miembros de una propia familia no se entienden entre ellos, pero yo me he dado cuenta de que, entre los integrantes de 40 Días por la Vida el medio siempre es Cristo y como la base es la oración nos entendemos entre nosotros.

Realmente aquí se da una verdadera tolerancia y una verdadera hermandad. Yo puedo hablar de lo que sea con los voluntarios aquí en España como con los de Colombia, los de Centroamérica y tener hasta las mismas preocupaciones, pasiones…, visitar las campañas y encontrar que estoy hablando con hermanos de cualquier edad y que seguimos siendo hermanos sin que hubiera esa brecha cultural, generacional o económica. Todo podría ser punto de división pero aquí encontramos el punto de unión que es Cristo.


P. ¿Qué papel tiene España en este panorama internacional de la defensa de la vida?

– Pues primero yo creo que en esta época le tocó ser el pionero en la persecución. Y no solamente en la persecución. Le toca ser testigo también de cómo va decayendo la sociedad con la aceptación del aborto, pero también testigo de ver cómo se levantan nuevamente en la defensa de la fe. Ahora que vuestro país está tan activo, empieza una verdadera persecución y es el primer país de Iberoamérica que está siendo perseguido por el gobierno.

Entonces, nosotros vemos nuevamente un ejemplo en lo que estáis haciendo vosotros. Cumplir un turno pareciera no tener importancia, pero tiene una transcendencia igual que la evangelización.

Los que tienen turnos tienen que cumplirlos porque son vistos por el mundo y más en el mundo de habla hispana que finalmente, si nos vamos a los tiempos de la evangelización, podemos decir que se puede repetir la manera en que Dios quiere que sea un testimonio de que Cristo está vivo y de que debemos dar, aquí en España y en el mundo, testimonio de la fe y luchar por ella.


Lourdes Varela en Dator con su hijo Pablo, Madrid Marzo 2023


P. ¿Qué estamos haciendo mal para que la defensa de la vida se haya puesto en entredicho?

– Yo creo que olvidarnos de Dios. Muchos provida creemos que esta batalla es de la ciencia, de la geopolítica, de los temas eugenésicos, del poder mundial y no digo que no, pero no es el principio.

El verdadero fondo es una lucha espiritual y nosotros hemos caído en olvidarnos de que Dios es el que siempre está defendiendo la vida de todos porque murió por todos, incluyendo el abortista, el bebé, aquella madre o nosotros.

Si nosotros queremos luchar por la vida, por la familia, por los valores de una manera muy académica o muy humana, puede que nuestros logros o alcances sean muy limitados porque no dejan de ser humanos.

Con Dios los frutos son inimaginables, no sabemos, por estar aquí cuánto sucede o no sucede, no tenemos ni idea. Lo vamos a saber el día de nuestro Juicio, y yo creo que si están pasando tantas cosas malas en el mundo es porque primero sacamos a Dios.

En 40 Días por la Vida sabemos que esta batalla va de la mano de Dios y Él es quien debe dirigir el movimiento y los frutos, que veremos o no, serán grandísimos.

Alicia Gómez-Monedero. Responsable de comunicación 40DpV

© 2024 40 DIAS POR LA VIDA

Inicio
Política de Privacidad
Hora local: 18h. 02 min.
SÍGUENOS